Películas de terror que tienen lugar en navidad – GREMLINS (Joe Dante, 1984)

No hace falta decir mucho sobre Gremlins. Un misterioso asiático que vende objetos extraños, un padre en busca del regalo perfecto de Navidad para su hijo y el manual de instrucciones de dicho regalo. Joe Dante en estado de gracia creando fotogramas icónicos del género fantástico y añadiendo nuevos conceptos a la cultura popular. No estamos precisamente frente a una película de terror, pero si ante la mejor manera de iniciarse en el cine fantástico de una forma familiar, para todos los públicos y mostrando que la Navidad puede verse desde otro punto de vista.

GREMLINS (Joe Dante, 1984)

En forma de moraleja, Gremlins habla sobre los problemas de cierto tipo de regalos (también extrapolable a regalos de otras celebraciones) que suponen una gran responsabilidad. Es probablemente una de las pocas cintas que usan el contexto de la Navidad para explorar asuntos relacionados con la confianza y la fiabilidad.

La película se divide en dos partes; la primera introduce personajes y escenarios para involucrar al espectador en la trama, envolviéndolo luego, durante la segunda parte, en una loca espiral en la que todo es destruido y los idílicos escenarios se desmoronan acentuando la crítica a un supuesto falso espíritu navideño.

Steven Spielberg supo darle la vuelta al guión de Chris Columbus para convertirla en una película digerible por una audiencia más amplia; Gremlins pretendía ser una historia sangrienta, oscura y violenta pero acabó convirtiéndose en el icónico y macabro cuento que es a día de hoy.

Marina Berlanga