Oscars 2020 en Video Instan café cinema

Oscars 2020 en Video Instan café cinema
OSCARS 2020
Este año sí. Por fin, después de 5 años creo, he podido volver a disfrutar de la gran noche del cine mundial. La noche de los Óscars. Y de la alfombra roja, no nos vamos a engañar.
De pequeña, cuando lo daban en abierto, me quedaba para verlo con mi madre, que se pasaba las tres horas de la gala, corrigiendo al comentarista, sobre las películas que había hecho un actor o actriz, dirigido un director, el año, el reparto de una película… y ese tipo de cosas. Ella sabe de cine más que nadie, y si no es así, como yo sé menos que ella, pues todo lo que decía me lo creía a pies juntillas. ¡Eran unas noches fantásticas!

Luego llegó el plus… se acabaron los premios más cinéfilos del año para mí. Había que levantarse pronto y enterarse de todo por la mañana. Luego encontramos un bar, con plus, dónde nos dejaban quedarnos toda la noche y un grupo de amigas y yo, hicimos ese plan unos cuantos años. ¡Molaba! En el bar no había glamur, y las sillas no eran nada cómodas, pero disfrutábamos a tope de esa noche tan mágica.

Luego llegó Guillermo, mi hijo, y claro él, de bebé, me necesitaba por las noches, las amigas se suscribieron a no sé dónde para poder ver los Óscars y se acabó otra vez lo bueno.

Pero este año, este año ha sido casi el mejor de todos. He visto la alfombra roja, y la ceremonia enterita en mi cine. ¿Qué más puedo pedir? Ha sido súper emocionante, y además lo he compartido con algunos clientes y amigos que se han apuntado a pasar la noche en vela, para saber de primera mano que Bong Joon- ho iba a hacer historia. No os voy a hablar de los premios, los premiados, y los vestidos porque para eso ya hay un montón de periodistas que se dedican a ello y lo hacen estupendamente.

Sólo os voy a contar que fue un gustazo disfrutar de la noche con amigos y amigas del nuevo Video Instan café cinema. Aguantamos hasta casi las 6 de la madrugada a base de cafés, bocadillos varios, bikinis, coca casera y chocolate. Fue genial.
Nos emocionó ver a Gisela cantando en los Oscars, ¿quién se lo iba a decir no? Y a mí personalmente me hizo sentir muy orgullosa ver a Penélope Cruz sentada en primera fila junto a los más grandes, creo que con su trabajo, tesón y esfuerzo ha logrado algo maravilloso y merecido. ¡Bien por Pe! Poco más español en esta Gala aparte de nuestro internacional Almodóvar, Antonio Banderas y Klaus. Lástima que ninguno se llevara premio.

La gala francamente fue amena, creo que el no tener presentador agiliza el desarrollo de la noche. Y el hecho de que el presidente haga un discurso de menos de 2 minutos que no fue ni discurso, también ayuda. Fue un gala súper musical con actuaciones de Elton John, Eminem, todas las Frozen del mundo mundial. Mi parte favorita fue cuando pusieron un montón de escenas de películas míticas por su música. El emotivo discurso de Laura Dern al ganar el Óscar fue un momento clave, al nivel del discurso feminista de la ganadora por la BSO de Joker. No me quiero olvidar de Jane Fonda, pero es que no sé que decir, sigo sin palabras después de verla. Increíble. También me dejó sin palabras Brad Pitt cuando subió a recoger su Óscar, ¡qué buen actor es y que guapo sigue estando!

Sin duda para mí y para todos los que estábamos en la sala, el gran momento fue cuando Parásitos ganó su cuarto Oscar, a mejor película. Así, sin ninguna aclaración detrás. Tenía ya mejor guión, dirección y película de habla no inglesa, pero este era el que colmaba una gran e inesperada noche. Porque creo que si somos honestas, este último premio fue inesperado. A nivel personal merecido, pero me quedé flipada. Éste fue sin duda el mejor momento, la sorpresa de Bong Joon- ho y todo su equipo, las caras de alegría de los demás directores y el discurso del ganador emocionadísimo, agradeciendo a Martin Scorsese sus consejos, y a Tarantino que viera sus pelis. Fue un final apoteósico. El año que viene más, veremos si mejor. Mientas llega, podéis disfrutar de las películas ganadoras en nuestro videoclub.